Windows 8: Lo quiero… No lo quiero…

Imagen

Hoy queremos hablaros del novedoso sistema operativo de Microsoft: Windows 8.

Nos parece curioso que, aunque acaba de aterrizar y ya tiene muchos más detractores que fans. ¿A qué se debe?

En Documedia, disfrutamos de una situación privilegiada para observar el nacimiento de “la criatura” ya que desde el anuncio definitivo de su lanzamiento a finales de 2012, casi todos los PC que se comercializan vienen con éste sistema.

Lo primero que “echa para atrás” cuando lo pones en marcha es la petición de tu cuenta de correo de Microsoft: Hotmail, skype u Outlook. Esto se hace para poder sincronizar todos los servicios: Skydrive, Facebook, etc… con tu ordenador tal como lo hace Android desde el momento de su alumbramiento. En cualquier caso, se puede saltar éste paso e iniciar el equipo con una cuenta local como hasta ahora, para posteriormente, abrir los servicios que queramos.

Pero la gran dificultad con la que se están encontrando los usuarios que abren por primera vez éste sistema es una interface nueva y completamente extraña en lugar de nuestro “manoseado” escritorio y botón de inicio. En éste punto, queremos recordar que Android (el sistema operativo que más crece actualmente) era un completo desconocido hace 4 o 5 años y su interface “casualmente” bastante parecida a la actual de Windows 8, no obstante casi todo el mundo alabó su facilidad de uso y su manejo tan intuitivo.

Claro, desde el lanzamiento de Windows 95 hace casi 20 años nadie había tenido que cambiar sustancialmente la forma de trabajar con el sistema de Microsoft y encontrarnos de repente una pantalla que nos recuerda más a un móvil que al sistema que llevamos tanto tiempo viendo en PCs y portátiles “echa para atrás”….

¿Dónde están mis documentos? ¿Dónde está MIPC? ¿Dónde se apaga esto?…. ¡Por Dios!

Realmente nuestra opinión es que quizá Microsoft se ha adelantado demasiado al cambio a pantallas táctiles, empujado por Android e IOS, pero el mercado no le ha seguido.

En nuestro caso vendemos 1 equipo táctil por 20 no táctiles, aunque el precio de los primeros ha bajado bastante en los últimos 3 meses.

Pero todo tiene solución… Nos dimos cuenta desde la primera instalación que el cliente pedía un cambio más pausado, así que, prácticamente sin buscar, nos topamos con CLASSICSHELL, herramienta que nos permite “rescatar” nuestra antigua interface de Windows 7, Vista e incluso XP, a la par que nos respeta la nueva de Windows 8.

Así que podemos seguir trabajando como lo hacíamos hasta ahora y explorar las nuevas posibilidades del nuevo sistema.

Hemos comprobado que el usuario que tiene instalada ésta herramienta habla maravillas de Windows 8: que es más rápido, que es mucho más seguro, que está todo más integrado en Internet… Opinión  que dista mucho del que no la tiene.

Los ingenieros de Microsoft también han palpado éste malestar y se han puesto manos a la obra para lanzar en noviembre una “superactualización” que vendrá a corregir prácticamente todo esto, incluyendo un botón de inicio.

Así que no os preocupéis ni hagáis caso de agoreros, ya que Windows 8 ha venido para  quedarse y, en poco tiempo, cuando encendamos un PC, portátil, móvil o tablet, veremos los mismos iconos, lo que supone una enorme ventaja.

Anuncios

Un pensamiento en “Windows 8: Lo quiero… No lo quiero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s